Sois muchos los que nos comentáis vuestras dudas sobre qué material utilizar para la construcción de tabiques. La duda suele ser siempre la misma, ¿que és mejor, tabiques de Pladur o tabiques de ladrillo? ¿cuáles son las ventajas e inconvenientes de un sistema prefabricado como el Pladur, frente a un sistema tradicional, como el ladrillo?

SISTEMA DE PLACAS DE YESO LAMINADO
Pladur es una marca comercial del grupo Uralita. Es la forma en que comunmente se denomina a los tabiques de placa de yeso laminado o PYL, pero existen muchas otras empresas que producen estos sistemas prefabricados de yeso. Otra de las más conocidas y aplicadas es Placo, del grupo Saint Gobain.
Para formar tabiques con estas placas se utiliza una estructura metálica de acero galvanizado de diferentes anchos, a cada lado de la cual se atornillan las placas, de diferente tipo y espesor, para acabar con el tratamiento de juntas adecuado. Entre las placas se coloca el aislamiento acústico.
Ventajas:
- Limpieza en obra. Los tabiques se realizan en seco, por lo que no se generan escombros y la obra se mantiene más limpia. Esto puede ser menos importante en obra nueva, pero es fundamental si queremos hacer una reforma en nuestra vivienda y optamos por redistribuir algunos espacios.
- Rapidez de ejecución. Los tabiques de PYL son un producto industrializado por lo que su colocación es mucho más rápida. Debemos considerar además que la rapidez de ejecución implica reducción de los costes de mano de obra. Aunque se requiera mano de obra especializada, los operarios emplean mucho menos tiempo, obteniendo un precio final más económico.
- Mejores acabados. Dado que los tabiques son placas procedentes de fábrica y sometidas a estrictos controles de calidad, el acabado final es mucho mejor que el de la fábrica tradicional. Debemos tener en cuenta que un muro de fábrica tiene varias capas (ladrillo, yeso y pintura) mientras que la placa de Pladur viene prácticamente terminada a falta de la pintura o el azulejo.
- Gran aislamiento térmico y acústico. A diferencia de lo que podamos pensar, el tabique de PYL tiene un alto aislamiento térmico y acústico. Aunque tiene extendida la fama de que a través de ellos “se oye todo”, lo cierto es que entre las placas pueden y deben (desde la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación es obligatorio aislar los tabiques para cumplir con la normativa de ruido DB HR) introducirse aislantes térmicos y acústicos para aislar las estancias de ruidos.
Inconvenientes:
- Taladros y fijaciones. El principal inconveniente viene a la hora de colgar muebles o cuadros. Si no estamos familiarizados con este tipo de material y sus sistemas de fijación, colgar un cuadro puede ser una tarea realmente ardua. De la misma forma, la perfilería metálica sobre la que se coloca el Pladur condiciona la colocación los mecanismos de luz, enchufes o tomas de TV. Por lo demás su capacidad portante es buena y puede reforzarse si se prevé que va a cargar mucho peso.

TABIQUES DE LADRILLO
Ventajas:
- Robustez. Los tabiques de ladrillo son menos delicados y tienen reparaciones de pequeños defectos más sencillas.
- Taladros y fijaciones. Los sistemas de fijación son mucho más sencillos y por todos conocidos. La resistencia al peso de muebles es buena y no necesita refuerzos.
Inconvenientes:
- Menor aislamiento térmico y acústico. A diferencia del Pladur, la fábrica de la ladrillo no se aisla con materiales específicos. El aislamiento acústico se consigue únicamente con las prestaciones del propio material. Este aislamiento además puede verse comprometido con las rozas que en ellos se practican para el paso de los conductos de las instalaciones.

Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace
  • Technorati
  • Digg
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • Print
  • email