Muchos son los términos nuevos que se nos presentan cuando afrontamos la promoción de nuestra propia casa: cédula urbanística, anteproyecto, proyecto de ejecución, estudio geotécnico del terreno… En este post te explicamos en qué consiste un proyecto básico, para qué sirve y cuánto puede costarte.
El Proyecto Básico es un proyecto de arquitectura y se define en el Código Técnico de la Edificación (CTE) de la siguiente manera: “el proyecto básico definirá las características generales de la obra y sus prestaciones mediante la adopción y justificación de soluciones concretas. Su contenido será suficiente para solicitar la licencia municipal de obras, las concesiones u otras autorizaciones administrativas, pero insuficiente para iniciar la construcción del edificio. Aunque su contenido no permita verificar todas las condiciones que exige el CTE, definirá las prestaciones que el edificio proyectado ha de proporcionar para cumplir las exigencias básicas y, en ningún caso, impedirá su cumplimiento”

¿Para qué se utiliza un proyecto básico?
Básicamente para ganar tiempo. Los trámites en los ayuntamientos suelen ser lentos. Mientras que se tramita la licencia municipal de obras provisional se va desarrollando el Proyecto de Ejecución, con el que se puede obtener la licencia municipal de obras definitiva.

¿Cuánto cuesta un proyecto básico?
Suele suponer el 30% de los honorarios totales del arquitecto. Pero esta cifra puede variar según el profesional (puedes pedir presupuesto sin compromiso rellenando nuestro formulario de contacto).

En algunos proyectos pequeños, como en los de casas o chalets, se puede realizar el Proyecto Básico + Proyecto de Ejecución. Tiene como ventaja que es un único proyecto y no hay que duplicar planos ni memorias. El gran inconveniente es que si hay algún requerido por parte del ayuntamiento, los cambios pueden ser mayores y llevar más tiempo al arquitecto.

Comparte:
  • Facebook
  • Twitter
  • MySpace
  • Technorati
  • Digg
  • del.icio.us
  • Google Bookmarks
  • Print
  • email